Canapost

Canapost, es un pequeño núcleo de población situado a los pies de unas colinas poco elevadas, de formas suaves y redondeadas, en las estribaciones este-meridionales de las Gavarres. Éste núcleo formado por un conjunto escaso de masías que rodean la iglesia parroquial de San Esteban, es uno de los monumentos arqueológicos más importantes de la comarca.

Algunos otros caseríos, dispersos, pertenecen también a ésta parroquia. Al pueblo se llega por una bonita carretera que sale de Vulpellac y lleva hacia Peratallada y Ullastret. Canapost queda separado del núcleo de Peratallada por el monte conocido con el nombre "Puig d'en Torró".

El elemento más conocido del pueblo es sin duda la iglesia parroquial de Sant Esteve, que parece que había sido dedicada anteriormente a San Cleto, el tercer Papa.

 
 

El monumento actual presenta diferentes estructuras que pertenecen a sucesivas etapas constructivas. La iglesia está formada por dos edificios, uno de prerrománico y otro románico, yuxtapuestos, con una torre-campanario, también románica. Se conserva con pocas alteraciones el templo primitivo de una nave, que ha sido clasificado dentro del periodo prerrománico II. Este magnífico edificio justifica por sí solo una visita a Canapost.

El lugar de Canapost menciona en un documento del año 901 con el nombre de Caneposto. En la fundación de la vida canónica en la Sede de Girona, del año 1019, se alude a un alodio de la parroquia de Canapost. La etimología del topónimo no queda, por ahora, aclarada. Se ha dicho, sin embargo, que cana puede tener sentido de hito o piedra de camino, suposición que se avendría con el emplazamiento del lugar en el borde de un antiguo sendero.

En Canapost se puede comprobar, gracias a los diversos restos arqueológicos conocidos, la continuidad de poblamiento, al menos desde la época romana hasta nuestros días. Se conservan algunos restos de gran interés, como el sepulcro alto medieval o cista del Mas Puig Sec -sepultura antropomorfa asimétrica excavada en la roca que era señalada exteriormente con losas verticales- o las canteras conocidas como Clots de San Julià, que probablemente fueron explotadas en una época anterior a la romanización y durante la alta Edad Media, época en que parece que se construyó un santuario rupestre. A ponente de de éste lugar, junto al Mas Ral, hay otro pavimento arqueológico con cerámica ibérica. También se conservan los rastros de un tramo de lo que fue el antiguo camino de Empúries, una de las principales vías romanas que comunicaba ésta villa con Girona. Por otra parte, a mediodía de la iglesia de Sant Esteve y las masías cercanas, han aparecido restos de poblamiento romano. Todo ello forma un conjunto de gran interés y atractivo arquitectónico y arqueológico.

Otro lugar significativo lo encontramos en el Puig dels Socors.

En la vertiente noroeste se han localizado restos de poblamiento prerromano, justo donde ahora se encuentran las ruinas de la capilla de la Verge dels Socros. Este es un lugar muy recomendable de visitar, sobre todo por la vista que hay. Josep Pla describía así el lugar: «El Socors constituye un mirador excelente para contemplar este pedazo de tierra románica, de un pálpito medieval tan viviente y de una calidad de paisajes excelsa. Desde el turón veremos las murallas y torres de Peratallada, Palau-Sator, Sant Feliu de Boada, Pals, Castell d'Empordà, Llavià, entre las tierras de una gracia divina.» Los restos de la Verge del Socors, nos evocan la belleza y majestuosidad de uno de los templos más desconocidos de nuestro patrimonio arquitectónico. El conjunto poseía una torre de defensa adosada a la parte posterior, y ha perdido la cubierta y parte de las piedras que formaban las aberturas, muy probablemente como consecuencia de un expolio. A pesar de su encanto y valor, es un elemento bastante desconocido, que no se encuentra en ninguna de las guías turísticas de la zona. Su visita es muy recomendable, sobre todo por su emplazamiento privilegiado, desde el que se tienen unas magníficas vistas. Josep Pla lo consideraba uno de los miradores más privilegiados del Empordà.

Cómo llegar

Otros nucleos

Este web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, al navegar el usuario acepta su uso. Más información
ACCEPTAR