Iglesia de Santa Coloma de Fitor

Es una de las joyas del macizo de las Gavarres. Se trata de una iglesia románica, que se alza majestuosa sobre una pequeña llanura que aparece en la cresta formada por el Puig de Arriello y el Puig Gros. El elemento más singular y característico del edificio es su gran campanario-campanario, visible desde buena parte del macizo. Es de planta rectangular, con aberturas en los tres pisos y cubierta apiramidada de cuatro vertientes.

Las aperturas de la planta superior, son ventanales geminados, con arcos de medio punto, parteluces de sección circular y capiteles trapezoidales. Esta planta, de recreuaement, se diferencia de la inferior, en época y técnica constructiva. Su paramento es formado por sillares y alisados, con piedra caliza de dimensiones regulares, sin piezas sobredimensionadas en las aristas.

La influencia lombarda del románico catalán se presenta en la decoración de los ventanales del piso superior del campanario, con un friso de arcos. Junto con la rectoría y el foso forma un pequeño conjunto aislado.

Tiene dos naves copas por dos ábsides semicirculares. Parece que la más antigua es la de mediodía, el ábside de la cual presenta un aparato en espiga y la nave tiene restos de pinturas murales románicas. La vuelta, apuntada, es posterior. En el umbral de la entrada de la iglesia está la lápida sepulcral del rector que murió en 1817, a manos de unos bandidos que saquearon la iglesia. Se puede leer, en un latín poco académico, como murió.

El acta de consagración 
En 1989 se descubrió una copia del texto de la Dotalia o acta de consagración de la iglesia en el Archivo Capitular de Girona, que realizó Guillermo Molas en el siglo XVIII. Gracias a este documento se sabe que el 29 de enero de 948 el obispo Gotmar de Girona vino a Fitor para consagrar la iglesia, que había sido edificada por el presbítero Altimir y levitas placa y Tassi, con la ayuda de todos los fieles . La nueva iglesia fue dotada, como era la costumbre, con diversidad de propiedades por parte de diferentes personas. Las donaciones consistieron en tierras, viñedos y «montaña».

Este web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, al navegar el usuario acepta su uso. Más información
ACEPTAR